Noticias

Cómo la sinestesia puede ayudar en el aprendizaje

      
Fuente: Fotolia

La sinestesia es una forma de percepción del mundo muy particular mediante la cual los individuos asimilan diferentes sensaciones en conjunto, por medio de diferentes sentidos. El sinestésico tiene, por tanto, una capacidad de asociación especial entre las cosas, porque puede ver sonidos, como oler colores. Esta capacidad representa para muchos una dificultad en la vida cotidiana, pero en el proceso de aprendizaje significa una ayuda invaluable.

Numerosos científicos y estudiosos de este fenómeno coinciden en que este hecho es una “actividad cruzada” del cerebro, pero es bastante difícil de explicar para la ciencia por ser un fenómeno de percepción individual. Sin embargo, la estabilidad de algunas asociaciones entre diferentes sinestésicos que nada tienen en común, ha servido para realizar estudios de carácter empírico como medio para definir algunos criterios para su diagnóstico y para explicar su origen.

La persona sinestésica experimenta este tipo de percepción especial de manera involuntaria y consistente. Se estima que este fenómeno ocurre en una de cada cien personas y se muestra con más frecuencia en quienes tienen autismo. Se han catalogado diferentes tipos de sinestesia y existen algunas más comunes que otras. La más frecuente es la sinestesia donde se perciben colores a través de sonidos o la lectura de diferentes palabras.

 

La sinestesia en el proceso de aprendizaje

La sinestesia puede ser un problema para los individuos que la poseen. Por ser personas multisensoriales, se ven expuestos a una sobrecarga de estimulaciones en algunas esferas de la vida cotidiana. Sin embargo, en el proceso de aprendizaje esta multisensorialidad es ideal para captar y asimilar nuevos conocimientos.

La Universidad de Ámsterdam realizó un experimento con personas sinestésicas y otras que no lo eran, para evaluar la capacidad de asociación sensitiva de estos grupos. El estudio arrojó que el grupo de los sinestésicos asoció más rápidamente algunos conceptos a otros, recordando mejor algunas ideas por ser captadas mediante diferentes sentidos, hecho que “refuerza” los conceptos en el cerebro. La sinestesia, por lo tanto, es beneficiosa al momento de aprender, y quienes la poseen cuentan con una memoria privilegiada.

Los procesos cognitivos involucrados en el momento del aprendizaje se ven beneficiados por la sinestesia: al momento de captar información nueva, ésta se refuerza al entrar por varios canales de percepción (a través del oído, el olfato o la vista). Este fenómeno también da lugar a una mayor creatividad, que permite a los sinestésicos captar y transmitir emociones o conceptos de múltiples maneras.

La sinestesia permite a los sujetos captar el mundo de forma multisensorial, lo que permite abarcar más y mejor información de la realidad. Por ser un fenómeno particular y subjetivo, no se sabe con certeza cuántas personas lo poseen, pero es una herramienta muy productiva al momento de adquirir nuevos conocimientos y como medio para percibir el mundo desde otra perspectiva.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.