Noticias

Descubre entre estas 5 técnicas de estudio cuál sería la ideal para ti

           Autor: Camila Siqueira
Fuente: Shutterstock
Encontrar la técnica de estudio que te resulte más efectiva no solamente te servirá para mejorar tus calificaciones y lograr que te vaya mejor en los exámenes y pruebas, sino que además es clave para disfrutar del proceso de aprendizaje o por lo menos lograr que las asignaturas que más te cuestan se vuelvan menos engorrosas.


Cabe aclarar que no tienes que optar por una única técnica de estudios: cuantas más combines más dinámico será el proceso y más conceptos estarás asimilando.



5 técnicas de estudio: descubre cuál es la ideal para ti


1 – Skimming y Scanning como primera lectura


Estas dos técnicas de lectura son buenas para tener una idea general del texto, pero no en profundidad. Si bien son dos técnicas distintas las dos consisten en “panear” el texto de manera veloz.

El skimming consiste en buscar las ideas principales entre los primeros y últimos párrafos, identificando los principales conceptos, datos y fechas clave.

El scanning es como la misma palabra lo indica un escaneo de la lectura para buscar datos claves que tienen que ver generalmente con una fecha, por lo que es más viable si ya conoces el texto de antemano.

Es lo que hacemos, por ejemplo, al momento de buscar un número en la guía telefónica: no se lee uno por uno sino que se “entrena el ojo” para encontrar exactamente aquello que se está buscando.


2 – Subrayar las ideas principales


Subrayar o repasar con un drypen flúo se utiliza para resaltar las ideas clave en un texto, por lo que no conviene hacerlo en la primera lectura.

Al subrayar o marcar con flúo debes buscar hacerlo solo en las ideas o conceptos principales, porque de nada serviría que lo hagas sobre todo el texto.


3 – Mapas mentales

Los mapas mentales o esquemas consisten en resaltar una idea general y “ramificar” a partir de esta las ideas secundarias.

Esta es una técnica que resulta muy efectiva en quienes prevalece la memoria visual y si lo haces de manera digital en algunas de las plataformas disponibles para crear mapas mentales puedes agregarle imágenes, entre otros tipos de contenido.


4 – Resúmenes


Los resúmenes son un clásico de los estudiantes. Se trata de leer, entender y después sintetizar lo más importante de cada lección.

Según los expertos el total abreviado no debería ser mucho mayor al 30% del total del texto del que has partido.

Para hacer un buen resumen sigue estos pasos: resalta las ideas principales e identifica qué plantea el texto y cuáles serían las preguntas a contestar (y contéstalas).


5 – Estudiar mediante contenidos audiovisuales 


En determinadas materias esta técnica resulta más efectiva que en otras. Por ejemplo, para entender historia, mirar un documental acerca de la Segunda Guerra Mundial puede ser un gran reforzador de las lecturas obligatorias.

Así como el contenido audiovisual es muy efectivo porque mediante imágenes y audio te ayuda a asimilar conceptos, el contenido solamente de audio, como los podcasts, también te puede resultar de gran ayuda y más práctico en ciertos momentos, como por ejemplo cuando vas en el bus.


Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Comunicadora en formación constante

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.