text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

La UNAH lanza campaña contra palabras ofensivas

      
Autor: Rose Arisen  |  Fuente: Flickr

Enmarcados en esta realidad, donde las palabras ofensivas se han vuelto moneda corriente, es que la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) lanzó una campaña contra las palabras ofensivas o malintencionadas.

 

 

Lee también


» Sigue toda la actualidad universitaria a través de nuestra página de FACEBOOK 


» Visita nuestro Portal de BECAS y descubre las convocatorias vigentes

 

 

Esta actividad apunta no sólo a mejorar la calidad de relacionamiento entre estudiantes sino de cambiar el lenguaje ordinario, vulgar y peyorativo que emplean todos los integrantes de la universidad. Desde los jóvenes hasta los docentes y demás funcionarios.

 

 

En diálogo con la prensa, María Antonia Navarro, titular del comisionado universitario, expresó su preocupación por lo grosero del lenguaje utilizado. Desde esta óptica es que propone a la Universidad como ejemplo del buen uso de las palabras, para evitar que se siga propagando el decaimiento del vocabulario.

 

“Tenemos que cambiar ese lenguaje tan grosero que se está utilizando por parte de los estudiantes universitarios que se ha vuelto común y eso denota un bajo nivel educativo que no se espera de los estudiantes, ni de los maestros”, comentó Navarro.

 

Junto con el tipo de palabra elegida para tratar al otro, se adiciona una actitud agresiva que agrava el tinte de lo que se está diciendo.

 

La campaña, que comenzó con gran éxito a principios de esta semana, se inauguró con calcomanías y carteles dentro de la ciudad universitaria que dicen “NO a las palabras soeces”.

 

Es importante destacar que las autoridades de la universidad tienen intenciones de extender esta propuesta al resto de los centros educativos del país.

 

“Nosotros le enviamos un mensaje al ministro de Educación, Marlon Escoto, para que en los colegios se implemente un par de minutos para que los docentes le enseñen a sus alumnos que las palabras soeces no deben estar en el vocabulario de los jóvenes”, concluyó Navarro.

 

 

Palabras ofensivas con efecto analgésico

 

Contraria a la propuesta que alienta la UNAH, existe un estudio de la Universidad de Keele que comprueba el efecto analgésico de las malas palabras en personas que sufren dolor.

 

Como forma de comprobar la teoría se citaron unos 70 voluntarios de 18 a 46 años de edad, a los que se les sumergían las manos en agua helada. A unos se les pidió que gritaran palabrotas mientras otro grupo se sometía a lo mismo utilizando frases inofensivas.

 

Los científicos comprobaron que aquellos que maldecían soportaron las manos sumergidas durante más tiempo.


Tags:

Lee también

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.