text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Estudios científicos demuestran que la culpa y la vergüenza conviven en el cerebro

      
Fuente: Shutterstock

No sólo todo lo “mecánico” como la memoria o el razonamiento, sucede en el cerebro. Lo cierto es que, aunque la tristeza o la vergüenza sean respuestas intuitivas asociadas a los sentimientos, existe la posibilidad de que tengan un sustrato neural cerebral.

Científicos comenzaron a discernir estos pensamientos gracias al uso de la neuroimagen.

 

Lee también

» Universia Honduras FACEBOOK

» Visita nuestro portal de BECAS

 

 

 

 

El estudio, realizado por Petra Michl y colaboradores de la Universidad de Ludwig-Maximilians de Munich, utilizó estas neuroimágenes que fueron conseguidas a través de resonancias magnéticas realizadas en el cerebro. Allí se intentó localizar qué era lo que se encendía en el cerebro cuandol as personas se sentían culpables o avergonzadas.

 

 

Se descubrió que la culpa y la vergüenza se localizan en áreas cercanas del cerebro. Cuando las personas que participaron del estudio se sintieron culpables o avergonzadas se activó el lóbulo temporal.

 

 

Pero, no todos los participantes arrojaron los mismos resultados. Cuando se compararon las mujeres con los hombres, encontraron que las chicas mostraban únicamente activación de las áreas temporales, mientras que ellos también activaron áreas temporales.

 

 

En conclusión, los científicos descubrieron que tanto el área temporal como frontal y límbica del cerebro jugarían un rol fundamental en la generación de los sentimientos morales.


Tags:

Lee también

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.