text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

¿Cómo afrontar el cambio de la universidad al mundo laboral?

      

El paso por la universidad no debería tratarse únicamente de estudiar para salvar exámenes, conocer amigos y tener el objetivo de terminar la carrera. Si bien todo esto es fundamental, muchos estudiantes se encuentran con que al otro día de recibirse (luego de los festejos y la euforia inicial) se encuentran con un dilema muy frecuente, algo así como: “me recibí, ¿y ahora qué hago?”.

 

Lee también
» ¿Cómo manejar las finanzas luego de conseguir tu primer empleo?
» 6 tips para diseñar tarjetas de presentación
» Las 10 habilidades profesionales más buscadas en Linkedin 

 

Para que el fin de la universidad no te agarre desprevenido, chequea cómo puedes prepararte durante tu época universitaria de cara al futuro.

 

1 – Hacer pasantías

Conseguir un trabajo de becario o pasantía resulta para muchos estudiantes un primer paso para ingresar al mundo laboral. La desventaja que tienen estos trabajos es que generalmente son prácticas voluntarias, es decir, no vas a percibir un sueldo por ellas y a lo sumo podrás arreglar gastos de transporte y viáticos; pero de todas maneras si la pasantía es seria se trata de una muy buena oportunidad para conocer el mundo laboral y cómo es aplicar en la práctica lo que estudias en la teoría, ganando experiencia antes de ingresar al mercado formal, además de que puede resultar una excelente oportunidad para generar contactos, es decir, para realizar networking.

 

2 – Hacer voluntariado

Dependiendo del área de conocimiento a la que te hayas volcado, el voluntariado puede resultar más o menos provechoso, ya que hay algunas carreras en dónde es más aplicable (psicología, asistencia social, etc); pero si tienes tiempo libre se trata de una muy buena forma de invertirlo. Los voluntarios ayudan a jóvenes que se encuentran en contextos más desfavorecidos a capacitarse y formarse, es decir el voluntariado consiste en ayuda humanitaria.

 

3 – Aprovecha el tiempo libre para seguir estudiando

A menudo al final de la carrera, cuando todavía no están trabajando, los estudiantes cuentan con algunas horas libres, sobre todo aquellos que están terminando con las últimas materias para recibirse. En vez de desperdiciarlas en cosas que no resulten productivas, se puede invertir ese tiempo en seguir capacitándote. Con nuevas modalidades de enseñanza, por ejemplo los moocs o cursos online como los que ofrece la plataforma Miríada X puedes seguir capacitándote en diversas áreas de estudio con el aval de las universidades más prestigiosas, ¡y todo gratis sin tener que salir de tu casa!

 

4 – Estudiar idiomas

Los idiomas son herramientas imprescindibles a la hora de acceder a un buen empleo. Muchos jóvenes deciden irse al extranjero a perfeccionar su inglés y buscar su primer empleo (aunque no sea en las áreas de su conocimiento), pero si esto no está en tus planes puedes comenzar probando con las páginas web para estudiar idiomas, como por ejemplo Duolingo, una herramienta excepcional de enseñanza que además es 100% gratuita.

 

5 – Estudia bien tu sector


¿Conoces las últimas tendencias del área en la cuál te has capacitado? ¿Sabes que competencias se les exige a los profesionales del sector? Mira las ofertas de trabajo, habla con tus profesores acerca de la realidad de la carrera, involúcrate, pregunta qué puedes hacer para comenzar, demuestra que estás al tanto y que quieres una oportunidad. A veces las oportunidades tardan en llegar, pero cuando demuestras verdadero interés tarde o temprano se presentarán. Además, te servirá para estar interiorizado sobre qué es lo que se pide y en el caso de que no cuentes con esa habilidad sabrás en qué tienes que pulirte.

 

6 – Muéstrate profesionalmente


Créate perfiles en todas las redes profesionales como por ejemplo LinkedIn, que además de darte la posibilidad de tener tu currículum en línea te permite crear contactos profesionales. Si vas a tener tus perfiles abiertos a todo público, no muestres actividades que podrían perjudicar tu imagen si es vista por reclutadores. De lo contrario, si quieres subir cada foto de la fiesta a la que fuiste durante el fin de semana, ten este contenido reservado solo para tus contactos. Otra buena opción para aprovechar la tecnología es crearte un blog personal donde hables de los temas que competen a tu profesión; pero eso sí, si vas a crear y a recomendar un blog no lo tengas abandonado y actualízalo con frecuencia.


Tags:

Lee también

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.