text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Consejos sobre cómo actuar el primer día de trabajo

      

Cuando llegas el primer día a trabajar a una empresa te encuentras con el incómodo rótulo de ser “el nuevo”. Los demás se conocen entre sí y tú te sientes bajo una lupa frente al resto de tus compañeros. Lo primero que tienes que tener en claro es que todos estuvieron en esa situación, y que con el tiempo tú estarás tan acoplado a la organización como todos los demás.

 

Lee también
» ¿Cómo afrontar el cambio de la universidad al mundo laboral?

 

A los efectos de que sea más leve el arribo a una nueva empresa, chequea los consejos sobre cómo actuar en el primer día de trabajo:

 

1 – Antes de salir de tu casa desayuna

Llegar el primer día de trabajo a servirte café en la empresa o sacar tu propio desayuno a media mañana no será bien visto, por lo que hacer una buena base antes de salir es importante, ya que de lo contrario estarás pensando todo el tiempo en el hambre que tienes, y esto te dificultará poder concentrarte y prestar atención a todas las cosas nuevas que te van a explicar.

 

2 – Causa una buena impresión

Hay buenas normas de conducta bastante generales aplicables a cualquier situación y lugar. De seguro las conoces, y lo que tienes que hacer es aplicarlas. Seas más tímido o más extrovertido, el primer día actúa con moderación. Ya habrá tiempo después para entrar en confianza con tus compañeros, pero ese quizá no sea el momento. Sonríe, saluda y se amable; en principio con eso bastará. Además de tu forma de comportarte cuida también tu vestimenta. No vas de fiesta ni de paseo al parque, tenlo en cuenta.

 

3 – Presta atención

Seguramente habrá alguien que se encargue de indicarte las tareas que tendrás que hacer, cual será tu sitio y demás cuestiones que hacen a la rutina. Es importante que cuando esa persona te esté explicando tú le prestes mucha atención. Esto no quiere decir que debas recordar todo después, ya que naturalmente es mucha información y necesitarás que te la repitan hasta que la incorpores, pero una cosa es que pidas que te lo expliquen otra vez porque te costó entenderlo y otra diferente es que después de que te lo han dicho varias veces sigas preguntando lo mismo. Es por eso que, a raíz de esto, es fundamental tomar anotaciones sobre lo que piensas que se te puede dificultar más.

 

4 – Observa la dinámica del lugar y socializa

Recalcando otra vez que no debes excederte en la confianza hacia tus compañeros el primer día, sí es bueno que puedas socializar y no pasar por “antipático”. No es necesario que ahondes demasiado en una conversación, pero puedes salir a comer a la misma hora que los demás y aprovechar este tiempo para empezar a conocerlos. Si no se te ocurre que decir puedes preguntarle por ejemplo a que se dedica cada uno dentro de la empresa, pero trata de no tocar temas sensibles como política o religión en este primer momento.


5 – Confía en ti

Si has logrado superar el proceso de entrevista y “vencer” a los demás candidatos que ansiaban el mismo puesto es porque tus nuevos jefes confiaron en ti. ¡Confía tú también en ti mismo! Tendrás mucho que aprender, pero todos cuando entramos a un trabajo desconocemos la dinámica del mismo. Así que no temas a fallar y actúa con naturalidad cuando te equivoques: es lo más normal. Eso sí, procura que los errores te sirvan para aprender cómo debe hacerse tal cosa (recuerda anotar, anotar y anotar lo que te resulte difícil). ¡Y mucha suerte en tu nuevo empleo!


Tags:

Lee también

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.