text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Un joven hondureño ideó una manera de cargar celulares en zonas sin electricidad mediante energía eólica

      
<p style=text-align: justify;><strong>El joven hondureño Brayan Salazar de 21 años fue destacado en la revista</strong><strong><a title=MIT Technology Review href=https://www.technologyreview.es/ target=_blank>MIT Technology Review</a></strong> -la publicación del Instituto Tecnológico de Massachusetts- <strong>como uno de los 5 innovadores centroamericanos menores de 35 años</strong>, gracias a su invención:<strong> </strong>un sistema muy económico que <strong>logra cargar la batería de un celular en zonas sin electricidad</strong> a través del aire, más precisamente valiéndose de la energía eólica. </p><p> </p><p><span style=color: #ff0000;><strong>Lee también</strong></span><br/><a style=color: #666565; text-decoration: none; title=Un equipo de jóvenes emprendedores hondureños pone en marcha un semáforo solar href=https://noticias.universia.hn/actualidad/noticia/2015/02/19/1119932/equipo-jovenes-emprendedores-hondurenos-pone-marcha-semaforo-solar.html>» <strong>Un equipo de jóvenes emprendedores hondureños pone en marcha un semáforo solar</strong></a><br/><a style=color: #666565; text-decoration: none; title=Sigue toda la actualidad universitaria a través de nuestra página de FACEBOOK href=https://es-es.facebook.com/pages/Universia-Honduras/387721891290544>» <strong> Sigue toda la actualidad universitaria a través de nuestra página de FACEBOOK</strong></a><br/><a style=color: #666565; text-decoration: none; title=Visita nuestro Portal de BECAS y descubre las convocatorias vigentes href=https://becas.universia.hn/>» <strong> Visita nuestro Portal de BECAS y descubre las convocatorias vigentes</strong></a></p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>Según relata Salazar el hallazgo ocurrió cuando tuvo que viajar junto a su familia a la localidad de Perspire en el departamento de Choluteca para concurrir al funeral de su abuela. Al llegar se encontraron con que el lugar no disponía de energía eléctrica y la posibilidad más cercana de cargar los móviles se encontraba a dos horas andando a pie. En ese momento, <strong>el joven utilizó las herramientas que tenía a mano para inventar el cargador de celulares eólico</strong>.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>En pocas horas y <strong>valiéndose de unos pocos elementos</strong> como una botella de plástico, una bobina, un generador y un palo de escoba, <strong>Salazar logró idear esta innovación que sueña con ver patentada y poder comercializar</strong> pero, por sobre todo, añora que su invento le sea de mucha ayuda a personas de áreas rurales sin acceso a electricidad.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;><br/><strong>¿Cómo logró crear el cargador eólico?</strong></p><p style=text-align: justify;>El dispositivo se compone de una hélice fabricada con el plástico de una botella que es propulsada por el viento y está conectada a un pequeño generador. La energía mecánica del aspa mueve el embobinado del generador creando un campo magnético que produce corriente alterna, explica Salazar. A su vez, la corriente es rectificada por un circuito electrónico que la convierte en corriente continua y llega al celular a través de un adaptador USB. Para poder transmitir energía al móvil, el emprendedor colocó la hélice al final de un palo de escoba y lo sacó por la ventana del vehículoº. En el caso de que los materiales de fabricación del invento fueran nuevos, éste no superaría los 10 dólares.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>Uno de los motivos que movió a Salazar a crear el dispositivo es su ideal de <strong>contribuir a que las personas de recursos más limitados puedan acceder a la tecnología móvil</strong>, ya que según lo que considera ésta genera impactos muy positivos y diversos en la economía de los países y el bienestar de las personas.</p><blockquote style=text-align: center;>En Honduras existe cobertura móvil en casi todo el país; sin embargo la tasa de electrificación es de apenas el 70%, lo que limita el uso de los celulares.</blockquote><p style=text-align: justify;><strong>El invento</strong> ideado por Salazar, <strong>además de cargar móviles, puede alimentar pequeños aparatos electrónicos</strong> como bombillas LED y linternas</p><p style=text-align: justify;><br/>Si bien para crear el dispositivo el joven tuvo que valerse del combustible del autobús para generar la energía cinética, la idea del emprendedor es buscar alternativas de energía renovable, logrando lo mismo a través de bicicletas en movimiento y la fuerza del viento. El joven explica que la vida útil de la batería no se afecta por el uso de este cargador casero ya que tiene agregado un transistor que regula y mantiene estable la intensidad, sin importar las fluctuaciones derivadas de si sopla más o menos el viento.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;><strong>El joven innovador creció en una familia de escasos recursos económicos</strong> y desde chico le gustó desarmar aparatos que estaban estropeados para encontrar una solución. Si bien pudo comenzar Ingeniería Electrónica en la <strong><a title=Universidad Tecnológica de Honduras href=https://cursos.universia.es/uth-universidad-tecnologica-de-honduras/z2fc8/ target=_blank>Universidad Tecnológica de Honduras</a></strong>, <strong>tuvo que abandonar los estudios debido a la falta de dinero para continuar</strong>, por lo que tuvo que comenzar a trabajar para ayudar a mantener sus hermanos menores. <strong>Toda su formación fue autodidacta</strong>; y en cuanto a esto, <strong>Salazar asegura que ideas le sobran, pero “muchas veces no puedo llevarlas a la práctica por falta de conocimientos y recursos económicos</strong>.</p>
Autor: Esther Vargas  |  Fuente: Flickr

El joven hondureño Brayan Salazar de 21 años fue destacado en la revistaMIT Technology Review -la publicación del Instituto Tecnológico de Massachusetts- como uno de los 5 innovadores centroamericanos menores de 35 años, gracias a su invención: un sistema muy económico que logra cargar la batería de un celular en zonas sin electricidad a través del aire, más precisamente valiéndose de la energía eólica. 

 

Lee también
» Un equipo de jóvenes emprendedores hondureños pone en marcha un semáforo solar
» Sigue toda la actualidad universitaria a través de nuestra página de FACEBOOK
» Visita nuestro Portal de BECAS y descubre las convocatorias vigentes

 

Según relata Salazar el hallazgo ocurrió cuando tuvo que viajar junto a su familia a la localidad de Perspire en el departamento de Choluteca para concurrir al funeral de su abuela. Al llegar se encontraron con que el lugar no disponía de energía eléctrica y la posibilidad más cercana de cargar los móviles se encontraba a dos horas andando a pie. En ese momento, el joven utilizó las herramientas que tenía a mano para inventar el cargador de celulares eólico.

 

En pocas horas y valiéndose de unos pocos elementos como una botella de plástico, una bobina, un generador y un palo de escoba, Salazar logró idear esta innovación que sueña con ver patentada y poder comercializar pero, por sobre todo, añora que su invento "le sea de mucha ayuda a personas de áreas rurales sin acceso a electricidad".

 


¿Cómo logró crear el cargador eólico?

El dispositivo se compone de una hélice fabricada con el plástico de una botella que es propulsada por el viento y está conectada a un pequeño generador. "La energía mecánica del aspa mueve el embobinado del generador creando un campo magnético que produce corriente alterna", explica Salazar. A su vez, la corriente es rectificada por un circuito electrónico que la convierte en corriente continua y llega al celular a través de un adaptador USB. Para poder transmitir energía al móvil, el emprendedor colocó la hélice al final de un palo de escoba y lo sacó por la ventana del vehículoº. En el caso de que los materiales de fabricación del invento fueran nuevos, éste no superaría los 10 dólares.

 

Uno de los motivos que movió a Salazar a crear el dispositivo es su ideal de contribuir a que las personas de recursos más limitados puedan acceder a la tecnología móvil, ya que según lo que considera ésta genera "impactos muy positivos y diversos en la economía de los países y el bienestar de las personas".

En Honduras existe cobertura móvil en casi todo el país; sin embargo la tasa de electrificación es de apenas el 70%, lo que limita el uso de los celulares.

El invento ideado por Salazar, además de cargar móviles, puede alimentar pequeños aparatos electrónicos como bombillas LED y linternas


Si bien para crear el dispositivo el joven tuvo que valerse del combustible del autobús para generar la energía cinética, la idea del emprendedor es buscar alternativas de energía renovable, logrando lo mismo a través de bicicletas en movimiento y la fuerza del viento. El joven explica que la vida útil de la batería no se afecta por el uso de este cargador casero ya que tiene agregado un transistor que "regula y mantiene estable la intensidad, sin importar las fluctuaciones derivadas de si sopla más o menos el viento".

 

El joven innovador creció en una familia de escasos recursos económicos y desde chico le gustó desarmar aparatos que estaban estropeados para encontrar una solución. Si bien pudo comenzar Ingeniería Electrónica en la Universidad Tecnológica de Honduras, tuvo que abandonar los estudios debido a la falta de dinero para continuar, por lo que tuvo que comenzar a trabajar para ayudar a mantener sus hermanos menores. Toda su formación fue autodidacta; y en cuanto a esto, Salazar asegura que ideas le sobran, pero “muchas veces no puedo llevarlas a la práctica por falta de conocimientos y recursos económicos".


Tags:

Lee también

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.