text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

El paso por la universidad ya no garantiza un buen trabajo

      

El economista del Foro Social de la Deuda Externa (Fosdeh), Rodulio Perdomo, dialogó con el diario La Prensa acerca de las dificultades que encuentran los profesionales hondureños a la hora de conseguir un buen trabajo, ya que actualmente haber egresado de la universidad no es sinónimo de dejar los apremios económicos.

 

Lee también
» En Honduras crece la demanda de trabajadores bilingües
» Visita nuestro Portal de BECAS y descubre las convocatorias vigentes

 

Perdomo explicó que en el último estudio del Fosdeh llamado “Hacia una nueva estrategia para el combate a la pobreza” enfocado en el país, se evidenció la problemática de que a pesar de que muchos logran conseguir un título profesional no terminan luego encontrando buenas propuestas laborales; situación que se da tanto en el sector público como en el privado. “Es un modo de pobreza que podríamos llamar la pobreza ilustrada”, aseguró al portal web.

 

El estudio del Fosdeh revela que el índice de profesionales con grado superior, no universitarios, que viven en situaciones de pobreza extrema aumentó de 7,7 en 2013 a 12,7% en 2014, mientras que en los universitarios la misma situación aumentó de un 6,5% a un 7,1%. Actualmente “las puertas del ascenso social se han cerrado y ahora nos encontramos con licenciados, ingenieros y doctores que son pobres”, opinó Perdomo.

 

Las causas de que actualmente los profesionales universitarios no encuentren en la educación un escape a la pobreza, se debe, según Perdomo, a que el sector privado en Honduras cubre sus necesidades empleando a personas que no necesitan un alto grado de estudios para desempeñar las tareas. Por ejemplo, el sector exportador como el del cultivo de bananas y café no requiere de mano de obra “ilustrada”, ya que se desarrolla de manera óptima con personal que cuente con grados básicos de educación, cuando no analfabetos.

 

En cuanto al sector público, éste es el que emplea a más profesionales universitarios, según se determinó en el estudio, que mostró que el 44% de los empleados de dicha área cuentan con estudios de tercer grado. “Pero la tragedia es que no tienen la capacidad de absorber a la población que se gradúa en las universidades”, explica Perdomo.

 

Por otro lado, las estadísticas de la Universidad Tecnológica Centroamericana (Unitec) revelan que los estudiantes que egresan de esta casa de estudios comienzan a trabajar cobrando un salario de 16.000 lempiras para abajo, con casos que llegan a las 8000 o 9000 lempiras, con excepción de ciertas profesiones como la de ingeniería de sistemas o las telecomunicaciones, donde se puede aspirar a un poco más. “Lo ideal es que le paguen lo que uno vale”, declaró al portal el vicerrector de la Unitec, Marlon Brevé.


Tags:

Lee también

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.