text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cómo mejorar tus calificaciones

      
Fuente: Shutterstock

Cada estudiante tiene sus propias técnicas de estudio, pero más allá de lo que le funcione a cada uno, existen ciertos hábitos que al seguirlos logran mejorar el rendimiento académico. ¿Quieres saber cuáles son? Conócelos a continuación y ponlos en práctica para que tus horas de estudio te rindan más.

 

» Síguenos en Facebook

 

1 – Aprovecha la clase


El tiempo que estés en clase será mucho más productivo si lo aprovechas atendiendo al profesor, haciendo preguntas y sacando tus propios apuntes. Si algo no entiendes debes preguntar a tu profesor hasta quedarte sin ninguna duda.

 

2 – Sé organizado


Ser organizado con respecto a los materiales de estudio, a llevar un calendario que te indique cuando debes presentar un trabajo, a los horarios de cada materia, etc. La organización es fundamental para poder llevar adelante tus estudios; ¿o te imaginas que te va a ir de maravillas si no sabes los temas que se están tratando, cuáles son los materiales que debes estudiar y en que fechas debes presentar trabajos para cada asignatura? Mejor lleva una agenda organizada y ya verás qué dolor de cabeza te ahorras.

 

3 – Prioriza


Hay asignaturas que nos cuestan más que otras, por lo que dedicarles el mismo tiempo a todas no sería lo correcto. Crea un plan de estudios y dedica más tiempo a las materias en las que tienes más dificultad.

 

4 – Consulta tutoriales y sitios de aprendizaje online


Uno de los ejemplos de donde puedes sacar información es en los canales educativos de YouTube, que existen varios distintos y ofrecen videos tutoriales en casi todas las áreas de conocimiento que tú puedes aprovechar de manera gratuita para apoyar las clases presenciales.

 

5 – Evalúate


Tú puedes evaluarte como si estuvieras rindiendo un examen, ya sea de manera individual o en grupo. Consigue pruebas de años anteriores o formula las preguntas a través de los textos de estudio. Esto te ayudará a detectar los puntos en los que estás más flojo para poder repasarlos y dedicarles más tiempo; incluso si es posible puedes pedirle al docente que te lo vuelva a explicar antes de la verdadera prueba. Cuando te evalúes bajo condición de examen, no te olvides de tener en cuenta el factor tiempo.

 

6 – Estudia gradualmente


Intentar “meter” toda la información unos días antes de un examen solo hará que te estreses y te angusties cuando compruebes que no puedes llegar a tiempo con todo. Ahórrate este mal rato y estudia de forma gradual dándole tiempo a cada tema. De esta manera no solo te será más productivo el tiempo y más fácil el estudio, sino que llegarás más preparado al día de la prueba y contarás con el tiempo suficiente para poder repasar los temas en los que estás más flojo.


Tags:

Lee también

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.