text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cómo preparar un examen oral

      
Fuente: Shutterstock

La inseguridad y los nervios con frecuencia les juegan una mala pasada a muchos alumnos a la hora de enfrentarse a un examen oral. Incluso, algunos pueden quedarse en blanco aunque hayan estudiado, por ejemplo por el temor de hablar en público. Aprende a superar esta situación y prepárate para un examen oral a través de los consejos que te brindamos en esta nota.

 

Lee también

» Consejos para terminar la tesis

» 5 recursos online para realizar buenas presentaciones

» Aspectos formales a incluir en un trabajo académico

 


Consejos para preparar un examen oral

 

1 – Estudia

Esta es la regla número uno para intentar salvar cualquier tipo de examen, sea oral, escrito, de tipo test o múltiple opción. Si no estudias, difícilmente podrás aprobar aunque cuentes con otro montón de recursos.

 

2 – Quítate el miedo de hablar en público

El saber hablar en público de forma convincente te allanará un poco el camino, ya que no se trata solo de lo que comunicas sino cómo lo comunicas. Si tu voz titubea en cada frase el docente podrá pensar que no estás seguro de lo que estás diciendo, aunque el tema lo sepas de punta a punta.

 

3 – Practica antes del examen

Practicar en tu casa o con tu grupo de estudios es también una buena manera de prepararse. Formula preguntas posibles y pídele a alguien que “te tome el examen” antes de llegar a la instancia real. Escucharte te ayudará a detectar tus puntos débiles y a reconocer en qué partes debes insistir más.


4 – Grábate

¿Has escuchado hablar de la memoria auditiva? Es la que nos permite recordar aquello que escuchamos, y es muy fuerte en algunas personas, como en otras lo es por ejemplo la memoria visual. Grábate mientras repites el tema y escúchalo en todos los momentos que te sea posible; y hasta puedes dejarlo corriendo mientras duermes, ya que muchos científicos aseguran que es posible aprender mientras dormimos. ¡Y no pierdes nada con probar!

 

5 – Siéntete seguro de ti

Relacionado al punto número dos está este último. En un examen oral o en cualquier presentación en público debes expresar los conceptos de forma segura, procurando que tu voz no tiemble y que tu cuerpo no demuestre lo contrario. Practica ejercicios de respiración y trata de no moverte todo el tiempo de forma nerviosa. Más bien plántate frente al tribunal y responde de forma clara, concreta y segura a las preguntas. Si bien puede haber conceptos que no manejes del todo, uno de los trucos está en que los profesores no lo noten.


Tags:

Lee también

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.