text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

5 errores que cometen emprendedores inexpertos y cómo solucionarlos

      
La planeación es fundamental para llevar a buen puerto el proyecto emprendedor-Universia
La planeación es fundamental para llevar a buen puerto el proyecto emprendedor-Universia

Todos los seres humanos tenemos opiniones que respaldan nuestro actuar. En este sentido, es común que las falsas creencias hagan mecha especialmente en el espíritu de los inexpertos emprendedores que -por falta de experiencia- terminan cometiendo graves y evitables errores.

 

Lee también:

¿Eres empleado o emprendedor?

 

A continuación, algunas creencias vinculadas a los cinco errores más frecuentes en nuevos emprendedores.

1. Querer hacerlo todo

Se sustenta en la falsa creencia: “Si quiero que se haga bien, lo debo hacer yo mismo” y es causa de improductividad, por ineficacia e ineficiencia. Intentar resolver problemas que se encuentran fuera de tus conocimientos, habilidades y talentos, conduce a un desgaste innecesario y a la larga al fracaso.

 

Solución:Ubicar las fortalezas personales y saber delegar en base a una correcta selección de tus apoyos. Si los recursos son escasos para la contratación, resulta rentable negociar instrucción y/o apoyo externo.

 

2. Querer asociarse pronto

Respaldado por la falsa creencia: “Lo que me urge ya es un socio”, esta frase sirve en muchos casos como escondite perfecto para el miedo a enfrentar “solos” los retos. Sin embargo, el hacer las cosas con urgencia puede provocar malas decisiones en la selección de tu equipo, así como conflictos en temas económicos, roles de puestos y competencias laborales.

 

Solución: Hacer hincapié en valorar la honestidad y la honradez como criterio clave de asociación. Además, es importante apoyarse en un especialista en materia legal, para que los acuerdos económicos estén sustentados. Buscar apoyo no te hará incompetente, sino franco, inteligente y hasta audaz si lo sabes hacer.

 

3. Querer asociarse con gente cercana

Responde a la creencia: “Necesito socios que no me jueguen sucio” y desencadena sociedades con familiares, pareja y amigos. Los errores detectados con más frecuencia en estos casos son: abuso de confianza, falta de compromiso, confusión de jerarquías y el miedo a enfrentar los problemas laborales para evitar “llevarlos a otro terreno”.

 

Solución: Separar lo personal de lo laboral, primar la comunicación para mantener la sana convivencia, optar entre el reconocimiento jerárquico en cada espacio o la separación absoluta de ambas esferas. En casos complejos, es recomendable buscar la ayuda profesional de un especialista.

 

4. Falta de planeación

Respaldado por la creencia: “No necesito escribir lo que ya sé”, aparecen problemas de planeación de todo tipo (Negocios, Marketing Publicidad, proyecciones financieras). Pareciera resultado de emprendedores necios o aquellos formados tras la necesidad.

 

Solución: Estructurar lo faltante, conseguir empleados ágiles y con buena comunicación. Buscar posible instrucción con Mentoring de emprendimiento o un especialista en los rubros de las deficiencias.

 

 

5. Desconocimiento sobre negociación y ventas

Partiendo de la creencia: “Los que no consiguen trabajo, se vuelven vendedores”, encontramos una gran cantidad de emprendedores que desvalorizan la venta y cargan a cuestas desconocimiento y deficiencias brutales en negociación.

 

Solución: Tu producto y/o servicio puede ser maravilloso, pero el conocimiento de técnicas de negociación es fundamental para no quedar a la deriva. El orden de la presentación, el conocimiento de perfiles de tu cliente potencial y la correcta elección de estructuras argumentativas o persuasivas hacen la diferencia.


Tags:

Lee también

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.