text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Los hondureños leen cada vez menos libros

      
Fuente: Universia

Los textos literarios de autores clásicos como Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa, Miguel de Cervantes Saavedra, Octavio Paz o de escritores nacionales como como Froylán Turcios, Roberto Sosa y Juan Ramón Molina están entrando cada vez más en desuso, ya que las próximas generaciones de hondureños no están interesadas en conocerlas.

 

Lee también
» 1er Concurso Latinoamericano de Impresión 3D
» Escritor Hondureño recibirá premio de literatura en Panamá

 

Según Mario Gallardo, catedrático y escritor sampedrano, coordinador de la carrera de Letras de la Unah-vs la gran motivación detrás del desinterés de los jóvenes por la lectura es que cada vez consumen mayor tiempo frente a la tecnología, deslumbrados por los nuevos avances.


El especialista señaló que este desinterés genera desgaste en la cultura y en el idioma está motivado porque las nuevas generaciones optan por mensajes de texto y no encuentran a los libros atractivos ya que carecen de estímulos visuales.

 

Para contrarrestar esto se promovió el uso de libros digitales, porque muchos de los libros especializados no se difundieron de manera suficiente por su falta de demanda. A diferencia de generaciones anteriores, quienes deciden estudiar carreras de letras tienen un interés genuino y una vocación por el arte. Pero carecen los requisitos para llevar una clase de español a nivel universitario, de igual manera quienes provienen de centros bilingües están mejor capacitados que quienes lo hacen de sectores públicos. La principal razón detrás de esto es que los profesores carecen de la formación adecuada.

 

Por otra parte, según el especialista, al contrario de lo que se podría esperar, hoy en día es mucho más sencillo publicar un libro que años atrás, ya que existe la autoedición. La única carencia es la falta de crítica, hoy por hoy es la falta de crítica, cualquiera puede publicar un libro hoy pero sin ideas claras. La falta de revistas especializadas es uno de los principales motivos de esto.


El coste de publicar un libro es de 20,000 lempiras por cada 1000 ejemplares.

 

Según afirma Gallardo, el problema es que, tal como sostiene Vargas Llosa, la literatura se está convirtiendo en un espectáculo, la gente no escribe porque lo siente sino porque busca atención, quiere aparecer en la prensa y jactarse de ello.

 

A pesar de esto, ser escritor no es el único futuro de quienes se especializan en Letras; también tienen opciones dentro de la literatura, la docencia, la televisión y la radio. A su vez muchos optan por desempeñarse como publicistas o en organizaciones internacionales que investigan la enseñanza de la lengua y la literatura.


Tags:

Lee también

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.