text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Estudio afirma que niños y jóvenes que leen frecuentemente tienen mejor futuro

      
Fuente: Universia

Los niños que tienen habilidades de lectura constante y por encima del promedio cuentan con un nivel de inteligencia que continúa en crecimiento mientras se hacen mayores, destacándose del resto de sus compañeros.

 

Lee también


» Los hondureños leen cada vez menos libros
» 10 consejos para volverse un amante de la lectura 

 

 

El estudio fue realizado por investigadores británicos, que tomaron 1.890 gemelos a los que se le realizaron pruebas de lectura e inteligencia a la edad de 7, 9, 10, 12 y 16 años.

 

La hipótesis del estudio partía del siguiente supuesto. Si cada par de gemelos comparte los mismos genes y ambiente familiar, las diferencias que puedan tener se deben a factores que no comparten como amigos o docentes que los estimulaban a leer.

 

Las diferencias que los científicos descubrieron entre los gemelos se relacionaban con la inteligencia adquirida, en áreas como el vocabulario y el razonamiento.

 

Es importante mencionar que las capacidades de lectura que se asociaron con una mayor inteligencia se comenzaron a evidenciar a partir de los 7 años. Esto afirmaría la teoría de que la lectura en cortas edades favorece al desarrollo intelectual de un niño, según los investigadores. Los resultados fueron publicados en la revista Child Development.

 

Stuart Richie, investigador de psicología en la Universidad de Edimburgo, comentó: "Si, tal y como se infiere de nuestros resultados, leer influye causalmente en la inteligencia, las implicaciones para los educadores son claras. (…) Los niños que no reciben la suficiente asistencia para aprender a leer podrían también estar dejando de incorporar propiedades importantes que aumentan la inteligencia de la alfabetización".



Este hallazgo sería también una de las explicaciones de por qué los niños que se crían dentro de una misma familia y comparten genes, tienen niveles de inteligencia diferentes.

 

En cuanto a los aspectos formales de la investigación, es importante mencionar que el estudio fue realizado por científicos de la Universidad de Edimburgo y el Colegio del Rey de Londres. Su financiamiento fue otorgado por el Instituto Nacional Eunice Kennedy Shriver de Salud Infantil y Desarrollo Humano, el Consejo de Investigación Médica del Reino Unido y el Consejo de Investigación Europeo.


Tags:

Lee también

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.